CONCEPCIÓN DE LA ESTÉTICA

ESTÉTICA

Ofrece la suma de las disciplinas concernientes al estudio del fenómeno artístico, y su paso desde la antigüedad hasta nuestros días. Provee biografías de filósofos, críticos, teóricos y estetas de todas las épocas, además de sistemas filosóficos y consideraciones sobre el arte en general. Completa su muestra con los centros de estudio mejor calificados, publicaciones y textos originales.

Lo estético en el proceso de enseñanza aprendizaje

La teoría de la educación estética, que atañe directamente a la pedagogía socialista, constituye un componente orgánico de la educación comunista. En el mundo moderno, con el desarrollo de la ciencia y la técnica ha ido creciendo el interés de la pedagogía marxista-leninista por la formación estética del hombre, por cuanto ella aspira a la educación de un hombre capaz de asimilar la esencia de las necesidades e ideales de la sociedad y el entorno en que vive y de actuar consciente y consecuentemente en las condiciones materiales objetivas y subjetivas que se derivan en dicho desarrollo; un hombre capaz de comprender científicamente el mundo, el orden y la armonía de la naturaleza, el pensamiento y la creación humana, el carácter de las relaciones y su estética. Constituyen tareas de la educación estética la formación de una conciencia y de sentimientos estéticos y el desarrollo de las capacidades artísticas vinculadas a los sentimientos, las capacidades cognoscitivas y la creación. La Universidad junto a la familia y el medio circundante, contribuyen al desarrollo de la personalidad y a los valores estéticos del sujeto –del profesional—

La conciencia estética es una forma particular del reflejo sensible-figurado de la realidad formado históricamente por efecto de las necesidades de la práctica social, en cuya dimensión adquiere un significado independiente, como forma particular de la relación entre el hombre y el mundo externo, sobre la base del conocimiento, la selección y la valoración de sus propiedades objetivas y sus transformación en una imagen sensible de acuerdo con lo ideal. En el contenido de esta conciencia se incluye la necesidad estética, expresada en unas u otras referencias del gusto estético; el reflejo de la realidad objetiva, en la forma de una imagen cargada de determinado sentido estético; la vivencia estética, relacionada con la sensación de placer o desagrado; el juicio del gusto estético, etc., que también forman parte de la conciencia estética.

El sentimiento estético del individuo, el cual se presenta como una profunda vivencia provocada por la observación de un objeto estético, no se limita a la reproducción del objeto, sino que incluye también una apreciación del gusto, o sea, su análisis y valoración de acuerdo con las necesidades y concepciones estética generalizada en un ideal.

La activación emocional se manifiesta como una vivencia directa e intensiva que abarca todo el organismo del sujeto y proporciona un determinado fin a su modo de pensar y de conducirse y no puede separarse de los sentimientos como procesos afectivos. La vivencia emocional, la fantasía y la imaginación son aspectos importantes de la relación del hombre con el mundo, que dijera Lenin “en vano se piensa que ella sólo le hace falta al poeta. ¡Es un tonto prejuicio! Es necesaria incluso en la matemática…OC t. XLX, p.125.

En la estructura de la conciencia se pueden señalar dos aspectos: el intelectual, cuando en la corriente de la información acerca del ambiente, la conciencia refleja, dentro de la estructura de una situación, los elementos de esta de acuerdo con sus valor objetivo; y el emocional-figurativo, cuando la conciencia procesa la información de acuerdo con su valor para el sujeto. En el nivel de la conciencia cotidiana, estos dos aspectos se relacionan entre sí. Sin embargo, cada uno de ellos puede convertirse en el dominante, según las planteadas ante el sujeto.

La conciencia estética y sus principales categorías se deben formar a través del proceso docente educativo. Existe una didáctica de lo estético, donde este aspecto como principio de la enseñanza, se referencia fundamentalmente al trabajo de apreciación estética, de lo valorativo, lo cual no puede verse como algo separado de la apreciación moral, al respecto, Portuondo, J. A. (1979) planteó: “La experiencia estética, revela, como ninguna otra forma (…), de experiencia la ardiente batalla creadora de la que surge con inusitado esplendor, como anhelaba Martí, la dignidad plena del hombre”.

Lo estético como principio de enseñanza significa: formación estética del medio que enfrenta el alumno como sujeto del aprendizaje. El profesor en la enseñanza aprendizaje de sus alumnos debe aprovechar todas las posibilidades que brinda el contenido de su materia, así como todas las actividades que realice en función de la formación estética. Ejemplo: el profesor de historia todo el arsenal de contenido —hechos y acontecimientos–, para mostrar las relaciones políticas, económicas o sociales, así como las distintas categorías estética manifiestas en las expresiones históricas como parte de la actividad de los hombre; o el profesor de biología, cuya función es siempre el cuidado de las sensaciones humanas para la vida y por lo vivo, endilgará a sus alumnos hacia la utilidad lo bello que existe en la naturaleza y su creación; el profesor de matemática, tiene la oportunidad de enseñar la belleza y la elegancia de las operaciones matemáticas lógicas y las demostraciones; el profesor de literatura, al igual que el de teatro, arte plástica, expresan mediante la palabra, el dibujo, la pintura o las diferentes técnicas de expresión de la expresión pictórica, plástica y del lenguaje. Como dijera Carpentier, A (1989),” lo real maravilloso se encuentra en cada paso en la vida de los hombres…”

Al tratar la educación estética como sistema y unidad orgánica en el desarrollo de la personalidad, se hace referencia específica a la formación de la actitud estética. Por ello, se afirma que la educación estética se refiere a la formación de una actitud creadora estética hacia la vida, el trabajo, el estudio, las relaciones sociales, las instituciones, la naturaleza y el arte. En este sentido el proceso docente educativo en la Universidad, a través de las diversidades de asignaturas de los planes de estudio, en las diversas actividades de continuidad y la realidad que rodea al educando – la comunidad–, ofrecen múltiples oportunidades para enseñar y formar a los educandos en los principios de la estética marxista-leninista.

En el proceso docente de cada una de las asignaturas que se imparten se cumple la relación didáctica y dialéctica fundamental de objetivo, contenido, métodos, formas y condiciones. En esta relación, el método tiene que corresponder –adecuar—a la relación objetivo-contenido. Con otras palabras la peculiaridad de las asignaturas exige un estilo y un método didáctico que estén orientados en la especificad del proceso estético-artístico de conocimientos.

degradacion colores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s